top of page

Obligaciones de cobertura, compartición y certidumbre jurídica ayudan a cerrar brecha digital

Carla Martínez Guillén


Para conectar a los desconectados en América Latina y el Caribe se necesita contar con un marco jurídico estable, con obligaciones de cobertura para los operadores y con esquemas de compartición de infraestructura, dijeron miembros de la industria en el Digital Transformation & Innovation Summit.


Maryleana Méndez, secretaria General de la ASIET, mencionó que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estableció que en América Latina los incentivos para el desarrollo de infraestructura no son suficientes por la compleja geografía que hay, esto hace que sea mas caro extender la infraestructura de conectividad y en muchos casos es difícil esperar un retorno positivo de la inversión.


“Se hace absolutamente necesario tener un marco jurídico estable, predecible, de tal forma que se promuevan las inversiones de largo plazo de infraestructura”, destacó Méndez.


Los cambios repentinos en el marco jurídico en América Latina son comunes y se debe trabajar con las autoridades que no sucedan y se pueda tener un mejor entorno para las inversiones.


Cristiana Camarate, Superintendent of the Consumer Affairs Bureau en Anatel Brasil, indicó que es necesaria la asociación entre empresas y gobierno para lograr conectar a quienes no tiene acceso.


“Hace muchos años Anatel decidió estimular la competencia entre distintas empresas”, recordó.


En el caso de 5G, Camarate explicó que esperan que sea una tecnología que llegue a conectar a todas las personas e industrias por lo que el país realizó una licitación que, además de recaudar recursos cuenta con obligaciones de cobertura para dar conectividad 5G, 4G, dar servicio en carreteras, desplegar fibra óptica en centros urbanos y brindar conectividad en escuelas públicas primarias.


En tanto, Andre Costa, director of Operations en TIM Brasil, aseguró que para llevar 4G y 5G a zonas alejadas es necesario ser innovadores.


Por ejemplo, recientemente, TIM firmó un acuerdo con Algar Telecom para dar servicios como operador móvil virtual y llegar a más personas en el país.


“Compartir infraestructura es lo que solo podemos hacer en algunas áreas”, aseguró Costa.

Horacio Romanelli, regulatory and Sustainability Affairs Director en Millicom, dijo que en la región todo el ecosistema debe enfrentar la realidad de que alrededor del 40% de los usuarios no accede a una red móvil de alta velocidad y cerca del 50% de las personas no acceden a redes fijas, lo que representa un reto.


“Debemos actualizar nuestras normas que son de los noventas donde el contexto era diferente”, subrayó Romanelli.


Asimismo, mencionó que el precio del espectro en América Latina es 1.7 veces superior al del resto del mundo, “eso muestra que la región no hace las cosas en la dirección que debe si quiere conectar más gente”.


El directivo de Millicom agregó que otro reto es el desarrollo de habilidades digitales.

Al respecto, Rosario Veras Granados, senior Director for Affordable Broadband en Liberty Latin America, coincidió en que conectar a los conectados no es el esfuerzo de una sola entidad sino de un ecosistema.


Y destacó que existe desconocimiento sobre lo que se puede hacer con internet.

“Lo dábamos por hecho pero cuando vemos y entendemos al cliente es de suma importancia romper el desconocimiento sobre el equipo y crear esas habilidades”.


Nelson Arroyo, presidente del Consejo Directivo de Indotel, compartió que en el caso de República Dominicana colocaron como de alto interés el acceso universal a la conectividad, desarrollaron una agenda digital para 2030 así como un gabinete de transformación digital.


“El cierre de brecha debe dejar de ser propaganda y volverse una realidad”, dijo Arroyo.


En el país han llevado a cabo esfuerzos en varias direcciones cono renovar contratos de concesión con prestadoras de servicios donde incluyeron obligaciones de cobertura, trabajan en el subsidio a clientes de zonas alejadas e invierten 80 millones de dólares para llevar fibra óptica a los 23 municipios que no tienen conectividad.


“Lo importante es que aspiramos que para finales del 2023 ya se haya establecido un gran despliegue de fibra óptica en prácticamente todo el país”.




Kommentare


bottom of page